como-ven-los-perros-colores

¿Te has preguntado cómo ven el mundo los perros?

¿Alguna vez te has preguntado cómo ven el mundo los perros? ¿Pueden ellos ver cómo nosotros o perciben las cosas de un modo distinto?

Hemos visto en un sinfín de caricaturas así como en el cine representaciones en las que los perros solo pueden ver en blanco y negro. Pero, ¿es esto cierto o es solo un mito?

¿Cómo ven los colores los perros?

De acuerdo a un artículo publicado en Actas de la Royal Society B, un equipo de investigadores rusos fue quien descubrió que los perros ven en blanco y negro; pero también distinguen otros colores. Según este equipo, todo se debe a los receptores de color que tienen las retinas de los perros. 

En las personas, existen tres tipos de conos en la retina que permiten que podamos distinguir una determinada variedad de colores. Sin embargo, los perros solo poseen dos, lo cual afecta la forma que tienen ellos de percibir el mundo.

¿Qué colores no pueden ver los perros?

Para poder descubrir si los perros ven realmente en blanco y negro o pueden distinguir una amplia gama de colores, un grupo de investigadores realizó un experimento para comprobarlo.

Debido a que los animales reaccionan a los estímulos como la recompensa, este grupo de científicos utilizó discos de colores para obtener respuestas al respecto.

Ellos entrenaron a los perros para tocar un disco que tuviese un color distinto al del resto. De modo que si este lo hacía correctamente, obtenía una recompensa. 

Sin embargo, cuando se empezó a utilizar una variedad de colores en las pruebas, se comprobó que los perros no eran capaz de distinguir otros colores que no fuesen el azul y el amarillo.

Entre las razones que se brindaron para ello, se menciona que los animales que desarrollaron actividades relacionadas a la caza y a la vida nocturna, dentro del proceso evolutivo, fueron cediendo algunas capacidades en función de otras.

De acuerdo a estos científicos, los perros originalmente surgieron como una especie de cazadores. Por lo cual, distinguen menos colores. No obstante, esto los llevó a tener un espacio de visión más amplio, la capacidad de ver aún cuando haya poca luz, y un agudo sentido del olfato y oído.