Los astrónomos han tomado la primera imagen de un agujero negro, que se encuentra en una galaxia distante.

Mide 40 mil millones de kilómetros de ancho, tres millones de veces el tamaño de la Tierra, y ha sido descrito por los científicos como “un monstruo”.

El agujero negro está a 500 millones de billones de kilómetros de distancia y fue fotografiado por una red de ocho telescopios en todo el mundo.

Los detalles han sido publicados hoy en Astrophysical Journal Letters.

Fue capturado por el Event Horizon Telescope (EHT), una red de ocho telescopios conectados.

El profesor Heino Falcke, de la Universidad de Radboud en los Países Bajos, quien propuso el experimento, dijo a BBC News que el agujero negro se encontró en una galaxia llamada M87.

“Lo que vemos es más grande que el tamaño de todo nuestro Sistema Solar”, dijo.

“Tiene una masa de 6.5 billones de veces la del Sol. Y es uno de los agujeros negros más pesados ​​que creemos que existe. Es un monstruo absoluto, el campeón de los pesos negros de los agujeros negros en el Universo”.

La imagen muestra un “anillo de fuego” intensamente brillante, como lo describe el profesor Falcke, que rodea un agujero oscuro perfectamente circular. El halo brillante es causado por el gas sobrecalentado que cae en el agujero. La luz es más brillante que todos los miles de millones de otras estrellas en la galaxia combinada, razón por la cual se puede ver a una distancia tan grande de la Tierra. El borde del círculo oscuro en el centro es el punto en el que el gas ingresa en el agujero negro, que es un objeto que tiene una fuerza gravitatoria tan grande, que ni siquiera la luz puede escapar.

The image matches what theoretical physicists and indeed, Hollywood directors, imagined black holes would look like, according to Dr Ziri Younsi, of University College London – who is part of the EHT collaboration.

“Although they are relatively simple objects, black holes raise some of the most complex questions about the nature of space and time, and ultimately of our existence,” he said.

“It is remarkable that the image we observe is so similar to that which we obtain from our theoretical calculations. So far, it looks like Einstein is correct once again.”

But having the first image will enable researchers to learn more about these mysterious objects. They will be keen to look out for ways in which the black hole departs from what’s expected in physics. No-one really knows how the bright ring around the hole is created. Even more intriguing is the question of what happens when an object falls into a black hole.

Es una inversión que se ha reivindicado con la publicación de la imagen. El profesor Falcke me dijo que sentía que “es una misión cumplida”.

Dijo: “Ha sido un largo viaje, pero esto es lo que quería ver con mis propios ojos. Quería saber si esto es real”.

Ningún telescopio es lo suficientemente poderoso como para visualizar el agujero negro. Entonces, en el experimento más grande de su tipo, el profesor Sheperd Doeleman del Centro Harvard-Smithsoniano de Astrofísica dirigió un proyecto para establecer una red de ocho telescopios conectados. Juntos, forman el telescopio Event Horizon y pueden considerarse como una variedad de platos del tamaño de un planeta.
Cada uno está ubicado en una gran variedad de sitios exóticos, incluidos volcanes en Hawai y México, montañas en Arizona y la Sierra Nevada española, en el Desierto de Atacama en Chile y en la Antártida.

Un equipo de 200 científicos apuntó los telescopios conectados en red hacia M87 y examinó su corazón durante un período de 10 días.

La información que reunieron era demasiado para ser enviada a través de Internet. En su lugar, los datos se almacenaron en cientos de unidades de disco duro que se trasladaron a un centro de procesamiento central en Boston, EE. UU. Y Bonn, Alemania, para recopilar la información. El profesor Doeleman describió el logro como “una hazaña científica extraordinaria”.

“Hemos logrado algo que se presume que es imposible hace solo una generación”, dijo.

“Los avances en tecnología, las conexiones entre los mejores observatorios de radio del mundo y los algoritmos innovadores se unieron para abrir una ventana completamente nueva en los agujeros negros”.

El equipo también está imaginando el agujero negro supermasivo en el centro de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea.

Por extraño que parezca, eso es más difícil que obtener una imagen de una galaxia lejana a 55 millones de años luz de distancia. Esto se debe a que, por alguna razón desconocida, el “anillo de fuego” alrededor del agujero negro en el corazón de la Vía Láctea es más pequeño y tenue.

Referencia: https://www.bbc.com/news/science-environment-47873592