Para los amantes de la ecología desde hace unos años existen los autos eléctricos, que han resultado un boom al tener varias ventajas, entre las cuales destacan: su rápida fabricación, componentes sencillos, el poco ruido que hacen (reduciendo la contaminación sonora) y lo más importante, no necesitan del petróleo ni sus derivados para funcionar, únicamente energía eléctrica que no emite gases nocivos al medio ambiente.

En este orden de ideas, los autos eléctricos han resultado una opción súper atractiva. A su vez, una de las razones que más abstiene a los usuarios de obtener uno de estos vehículos, es justamente la carga. Cargar uno de estos autos, puede tardar entre siete u ocho horas y tiene un coste de hasta 22 euros en España y en Francia, añadido a esto, no hay suficientes estaciones de carga para el alto volumen de carros eléctricos.

Para solucionar este inconveniente con los vehículos eléctricos, España, Francia e Israel están desarrollando soluciones para mejorar la experiencia de los usuarios. No obstante, la iniciativa más innovadora ha sido la instalación de vías electromagnéticas, instaladas en autopistas que permitan la rápida carga de los vehículos mientras están en movimiento, por otra parte, la implementación de puestos de estacionamiento que cargan con la misma tecnología.

Vías electromagnéticas, una solución eficaz para cargar vehículos eléctricos

Actualmente, la duración de la batería de los autos eléctricos varía entre los 75 y 150 km, lo que los hace sustentables en vías urbanas, pero no tanto para viajes largos. Igualmente, la implementación de canales electromagnéticos, no solo permitirían que los usuarios puedan utilizar sus autos eléctricos a largas distancias, también el proceso de carga dure menos de 10 minutos en realizarse.

La instalación de vías electromagnéticas en autopistas ya es una realidad en Francia, por parte de la compañía Qualcomm y en Israel, la vía tiene por nombre ElectRoad. De acuerdo a la compañía responsable de ElectRoad, no se necesita destruir las autopistas para su implementación, el proceso es rápido y el circuito que permite la inducción de carga se encuentra a pocos centímetros del asfalto.

Para que la tecnología de canales electromagnéticos funcione, los autos eléctricos necesitan una bobina que se encuentre abajo del vehículo, por supuesto, no requieren el contacto con el suelo para obtener energía. En el caso de España, están instalando cada día más estaciones de cargas con esta tecnología y que se encuentren “cada 10 minutos”, el tiempo de total es de 2 horas y solo tiene un costo de 2 euros, sin embargo, las vías son “gratis”.

Con las vías electromagnéticas, no hay excusa para no utilizar un automóvil eléctrico

El sistema de canales electromagnéticos, se ha estado ensayando principalmente con el transporte público, las pruebas buscan que sean sustentables para autobuses que necesitan una carga mayor. En el caso de Israel, se espera que todo un canal de las autopistas cuente con esta tecnología, de manera que no haya problemas de personas varadas en la vía.

Por otra parte, la compañía estadounidense de tecnología móvil, Qualcomm advierte que este sistema de vías electromagnéticas puede verse afectado dependiendo del clima, además, el costo para la elaboración de las autopistas puede ser elevado. Sin embargo, es una opción atractiva para el mercado de vehículos eléctricos.