La compañía americana de comercio electrónico, Amazon, está por lanzar la segunda parte del proyecto Amazon Key. Amazon Key in-Car, consiste en entrega de paquetes supervisada, a través de una aplicación móvil, con el propósito de que los usuarios reciban sus compras directamente en el maletero de su auto, sin que tengan que estar presentes. Este servicio únicamente estará disponible para clientes con suscripción Prime, pensando en su comodidad y la seguridad de sus paquetes.

Aunque parezca peligroso, Amazon Key surgió el año pasado a raíz de una ola de quejas por parte de los clientes que, al llegar a casa encontraban el paquete estropeado por condiciones climáticas o no los conseguían por robos que terminaban siendo remunerados por Amazon. La solución fue darles como opción a sus clientes la posibilidad de que las entregas se realizasen dentro de sus hogares, con ayuda de una cámara de seguridad (Cloud Cam) y la aplicación. Debido al éxito de Amazon Key in-House nació, Amazon Key in-Car.

¿Cómo funcionará Amazon Key in-Car?

Amazon Key in-Car tiene varias especificaciones, en primer lugar, funcionará mediante la aplicación Amazon Key, en la cual el usuario Prime deberá registrarse y posteriormente colocar todos los datos correspondientes del auto, entre ellos: placa, modelo y color.  Además, estos deberán ser del año 2015 en adelante y por los momentos, las únicas marcas compatibles con Amazon Key in-Car son: Volvo, GMC, Chevrolet y Buick.

Por otra parte, Amazon Key in-Car, únicamente funcionará con vehículos que tengan sistema de acceso a distancia y una cuenta en On Star u On Call, asistentes vehiculares conectados a la red. De acuerdo al vicepresidente de tecnología de entrega de Amazon, Peter Larsen, el repartidor en cuestión no tendrá acceso directo al automóvil, Amazon Key in-Car entablará una conexión entre la nube de Amazon y la de la marca del vehículo en el cual se hará la entrega para permitirles el acceso.

Restricciones de Amazon Key in-Car

Con la finalidad de que el nuevo proyecto, Amazon Key in-Car, tenga la eficacia necesaria, Amazon ha dictado una serie de normas que los usuarios Prime que deseen utilizar el nuevo sistema deben seguir. Entre las principales restricciones están: estos paquetes no deben exceder los 23 Kg., el tamaño no puede ser mayor a los 66 cm de largo o ancho, su valor tiene que estar por debajo de los 1.400 dólares. Como último requerimiento, los vehículos deben estar aparcados en la vía pública.

Amazon Key in-Car utiliza el GPS para conseguir la dirección correcta y posterior a la entrega, el cliente recibirá un correo electrónico con toda la información y un vídeo de seguridad, proveniente de una Cloud Cam, que viene incluido en el precio del servicio. Por ahora, este servicio se encontrará disponible únicamente en 32 ciudades de Estados Unidos, entre las cuales están: Chicago, Dallas, Atlanta y Los Ángeles.