Un bebé se considera prematuro, cuando nace antes de completar las 37 semanas de gestación, es decir, se adelanta más de 3 semanas a la fecha de parto. Siendo las causas más frecuentes de un parto adelantado, los problemas de salud en la madre, estos pueden ser: nefropatía, cardiopatía o diabetes. Igualmente, en ocasiones los embarazos de trillizos o gemelos son propensos a ser prematuros.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año nacen 15 millones de bebés prematuros alrededor del mundo, al menos un millón mueren por diferentes complicaciones y muchos sobrevivientes sufrirán trastornos del desarrollo por el resto de sus vidas. Para resolver esto, en el Hospital Infantil de Filadelfia crearon bolsas artificiales llenas de líquido amniótico que simulan el útero materno.

Para probar la eficiencia de su experimento utilizaron ocho corderos prematuros, obteniendo como resultado un feliz término en el desarrollo de estos animales. Las ovejas utilizadas, tenían 107 días de gestación, esto es equivalente a 23 o 24 semanas en la formación de un ser humano. El propósito de este desarrollo científico, es proporcionar a los bebés prematuros la posibilidad de desarrollarse fuera del cuerpo de su progenitora.

¿Cuál es el propósito del Útero Artificial?

El cirujano pediatra, Alan Flake, es la figura principal del estudio realizado por el equipo de investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia. La meta es, fabricar un medio artificial con las condiciones necesarias para que los bebés prematuros puedan estabilizarse durante la etapa más complicada de este proceso.

Esto, considerando los graves riesgos que pueden sufrir los bebés que nacen entre las 23 y 28 semanas de gestación, siendo los nacimientos prematuros una de las causas más frecuentes de mortalidad y morbilidad infantil en los Estados Unidos, donde uno de cada 10 nacimientos son prematuros, lo que se traduce en 30000 niños  que no llegan a las 26 semanas de formación.

La idea de crear un útero artificial, surge de la necesidad de tener un plan B,  una especie de puente entre el vientre materno y el mundo exterior. Se trata de una propuesta innovadora que, permitirá mantener el estado del bebé y simultáneamente, promover su maduración y crecimiento durante la semana restantes para la fecha de parto estipulada.

¿Cómo funciona el Útero Artificial?

El sistema integra un contenedor donde se encuentra el fluido que, a través de conexiones a máquinas fabricadas especialmente para este propósito, se encargan de proporcionarle al feto el apoyo fisiológico. Las ovejas utilizadas en la investigación se desarrollaron en un ambiente esterilizado y con un control constante de la temperatura.

Esto quiere decir que, los corderos respiraron el líquido amniótico igual que lo hacen los fetos en el útero materno, lo que permite que el corazón bombee sangre a través del cordón umbilical, utilizando una máquina de gas localizada fuera de la bolsa. Los médicos del Hospital Infantil de Filadelfia, también incorporaron monitores eléctricos para medir los signos vitales y el flujo sanguíneo de los individuos en estudio.