La CTE o Encefalopatía Traumática Crónica, es una enfermedad neurodegenerativa. Antiguamente, era llamada demencia pugilística y su causa principal es la aparición de daños cerebrales traumáticos, que se repiten y pueden incluir síntomas o no, entre éstos se encuentran lesiones subconcusivas o concusivas. El término concusión, se refiere al traumatismo craneal leve, aunque puede tratarse de algo grave.

Durante los últimos días, se publicaron estudios científicos, que aseguran haber encontrado indicios de Encefalopatía Traumática Crónica en individuos vivos. La publicación fue realizada en la revista Neurosurgery, tras un escaneo cerebral se detectó la presencia de tau,  una proteína que se forma alrededor de células neurológicas dañadas, en más de una docena de ex jugadores de la NFL.

El Dr. Bennet Omalu, fue uno de los investigadores participantes en el estudio y afirmó, que fue hallada la proteína tau en el ex jugador de la NFL, Fred McNeill, fallecido en el año 2015. Además, el Dr. Julián Bailes, agregó que la información publicada fue realizada por dos co-autores, quienes coincidieron con las declaraciones de Omalu.

 

¿Cuáles son los síntomas de Encefalopatía Traumática Crónica o CTE?

Las señales más frecuentes y resaltantes, que advierten la presencia de Encefalopatía Traumática Crónica son: pérdida de la memoria, depresión, actitudes violentas e ira impulsiva. Además, la CTE es una patología ligada al Alzheimer. Entre los jugadores de la National Football League (NFL), que han aparecido en la lista de personas que padecieron esta enfermedad están Aaron Hernández, Junior Seau y Dave Duerson.

Fred McNeill, jugó 12 temporadas en la NFL para los Vikingos de Minnesota y fue estudiado por los investigadores de la Universidad Central de Los Ángeles (UCLA), luego de detectar síntomas de Encefalopatía Traumática Crónica, entre estos, una conmoción cerebral. Es necesario tomar en cuenta, que cuando el jugador tenía 59 años, ya se encontraba pasando por limitaciones relacionadas con sus habilidades motoras, por lo que decidió someterse al escáner cerebral.

Por otra parte, el equipo de científicos encontró altos niveles de distintas proteínas en el cerebro de McNeill, entre estas la proteína tau. El jugador falleció a los 63 años, tras su muerte fue posible relacionar las pruebas experimentales realizadas por la UCLA con el examen post-mortem. El análisis detectó otros signos físicos de Encefalopatía Traumática Crónica en su tejido cerebral, es posible que la presencia de tau, esté relacionada con la CTE.

 

¿Cómo detectar Encefalopatía Traumática Crónica o CTE en pacientes vivos?

Durante el mes de septiembre, un nuevo estudio descubrió la posibilidad de establecer una relación, entre los niveles de proteína CCL11 y la Encefalopatía Traumática Crónica en pacientes con vida. Actualmente, los análisis de CTE continúan realizándose, los datos existentes son limitados y algunos cerebros donados están siendo sometidos para detectar otros posibles indicios.

Como dato curioso, es posible ligar los golpes o lesiones causadas en el cráneo por deportes como el fútbol con la enfermedad. No obstante, hasta ahora solamente se ha podido diagnosticar la Encefalopatía Traumática Crónica en cadáveres.