Los beneficios de tomar agua a diario son infinitos, las personas alrededor del mundo saben que, el cuerpo humano debe consumir una cantidad adecuada durante la jornada para mantenerse hidratado y realizar todas sus funciones correctamente. De hecho, el 83% de la sangre, el 75% de los músculos, 90% del cerebro y el 22% de los huesos están formados por H2O.

El consumo de agua se hace más necesario durante los entrenamientos físicos, sobre todo al aire libre, recorrer varios kilómetros supone un gran esfuerzo corporal causante de deshidratación, llevar mucha H2O sería una buena solución, sin embargo el peso puede ser bastante molesto. En cambio, llevar poca agua puede convertirse en un problema cuando las distancias son representativas.

Para solucionar este inconveniente, el diseñador Kristof Retezár utilizó su ingenio y conocimientos para crear Fontus, un dispositivo capaz de extraer el aire húmedo, condensarlo en una botella y convertirlo en agua potable. La botella de H2va conectada a una bicicleta, los ciclistas nunca se quedarán sin agua durante sus entrenamientos, pues podrán generarla gracias a este gadget que trabaja con la corriente de aire producida en dos ruedas.

Resultado de imagen para fontus airo

¿Cómo funciona Fontus?

Fontus aplica el fenómeno de condensación, produciendo un cambio de estado de gaseoso a líquido, entonces la humedad contenida en el aire es extraída a medida que avanza la bicicleta. Es un producto de energía solar, realiza funciones parecidas a las de un refrigerador que permanece en contacto con superficies hidrófobas, encargadas de repeler el agua.

Mientras Fontus va en la bicicleta, toma aire y las superficies que repelen el agua se enfrían, destilando gotas de H2O en la botella. Este recipiente es capaz de generar 0,5 litros de agua por hora, esto cuando las temperaturas varían entre 30 y 40 grados centígrados, con una humedad bastante alta.

Los desarrolladores de Fontus garantizan a los ciclistas el agua, el recipiente nunca estará seco, además aseguran que el líquido producido es potable, por lo que su consumo es muy seguro. Sin embargo, puede suceder que, el aire esté sumamente contaminado, esto afectaría la calidad del H2O.

Resultado de imagen para fontus airo

Próximos desarrollos de Fontus

Actualmente Fontus depende sólo de la corriente de aire generada cuando la bicicleta está en movimiento, para resolver esto sus desarrolladores han pensado en incorporar una especie de ventilador invertido, encargado de aspirar el aire. Esta sería una solución pensando en ciudades donde hay humedad pero son zonas áridas.

Otra de las próximas mejoras de Fontus será la implementación de un filtro de carbono, encargado de purificar el agua en los lugares donde se considera que existe más contaminación ambiental. Algo indispensable para garantizar la pureza de este líquido vital.

Es importante destacar que, el primer modelo de Fontus estuvo seleccionado para participar en el premio James Dyson durante el año 2014, lo que sin duda impulsó a Retezár a ganar esa exposición, además recibió financiamientos del gobierno austriaco para cubrir económicamente la etapa de desarrollo técnico.